SEÑOR PRESIDENTE ¡NO NOS DECEPCIONE!

18 Jun

SEÑOR PRESIDENTE ¡NO NOS DECEPCIONE!

“Vota a aquel que te prometa menos, será el que menos te decepcione” es la frase atribuida a Bernard Baruch que permite describir mejor la coyuntura política actual.

Al término del proceso electoral se consideraba que el nuevo gobierno tenía la capacidad técnica y política para conducir la cosa pública y establecer una agenda de trabajo que le permitiera enfrentar la oposición política; sin embargo, los últimos hechos políticos demostrarían que dichas expectativas eran exageradas.

La acción del Ministro Thorne insinuándole al Contralor que requieren su ayuda para sacar un proyecto adelante y darle movimiento a una economía paralizada, ha dado una estocada en el mayor activo de este gobierno, el ser considerado como un gobierno de tecnócratas con experiencia y capacidad; la torpe acción unida a los conocidos errores del presidente para comunicar han afectado la esencia misma de dicho activo, lo que abona a un escenario de desesperanza y preocupación por el futuro pensando que quedan cuatro años de gestión.

Por eso, el gobierno debe recuperar su credibilidad, realizar un cambio de gabinete hacia uno de mayor consenso y tino político, conducir adecuadamente su comunicación gubernamental y fortalecer su equipo técnico de alta dirección. Peor que pedirle a un tecnócrata que realice trabajo político es nombrar a un incapaz en un cargo tecnócrata; dadas las condiciones actuales debemos pensar que no hay gestores en los altos cargos operativos, solo amigos o partidarios.

Una encuesta realizada por Grupo ISP en marzo del presente año, señala que el 37.8% de habitantes de Lima Metropolitana estaban de acuerdo con la vacancia presidencial, que dichos resultados se reviertan dependen únicamente del trabajo político y la gestión de gobierno. ¡Presidente, no nos decepcione!

Write a Reply or Comment